Redes Sociales


¿Qué son las redes sociales? ¿Desde cuando tienen interés en nuestra sociedad? ¿Para qué las usan las empresas? Este tipo de preguntas son las que nos hacemos al comprobar las facilidades que nos ofrece internet y sin las cuales hoy por hoy nos veríamos perdidos, al igual que la mayoría de las empresas.

Las redes sociales son aplicaciones web que permiten a las personas conectar con amigos e incluso realizar nuevas amistades. Pueden compartir contenido, interactuar y crear comunidades sobre intereses comunes.

Comenzaron a instalarse en la red en 1997 algunas como: AsianAvenue, Blackplanet y MiGente que permitían a los usuarios crear relaciones personales y profesionales, creando perfiles que permitían a los usuarios identificar amigos en sus redes sin pedir la aprobación de esas conexiones. En la actualidad las principales a nivel mundial son: Hi5, MySpace, Tuenti, Twitter, Orkut y Facebook. La última en darse a conocer ha sido Google Buzz en Gmail.


facebook.jpgfacebook_546x490.jpg

A nivel empresarial aumenta su uso y la necesidad de un mayor sistema de control. Se usan las redes sociales como plataformas de colaboración, estan conectando a las organizaciones con el mundo exterior en multitud de formatos. Estas herramientas acercan la tecnología a las empresas, proporcionando nuevas experiencias de colaboración, nuevos canales de información para las personas y estableciendo potenciales herramientas de venta, que mejoran la percepción de marca y la confidencialidad de los usuarios.

Las organizaciones se encuentran en la necesidad de aumentar el control sobre el uso de las redes sociales y lograr una una implicación más directa de los departamentos informáticos que pueden afectar a la integración y adoptación de estas nuevas plataformas y tecnologías, ya que estas son las herramientas sociales mas utilizadas.
Gracias a estas herramientas, cada día miles de personas comparten ideas sobre los productos y servicios que ofertan las empresas, que forman parte de su vida cotidiana, es por ello por lo que las empresas resumen su uso a estos cinco objetivos:

  • Escuchar. Hay que aprovechar los medios sociales para realizar estudios de mercado y entender mejor a los clientes.
  • Hablar. Es necesario entrar en las conversaciones para hacerse oír por más gente.
  • Transmitir energía. Las empresas deben localizar a sus clientes más incondicionales y utilizar las redes sociales para aumentar la efectividad del boca a boca.
  • Apoyar. Las empresas deben implantar herramientas web 2.0 para ayudar a sus clientes a ayudarse entre ellos.
  • Integrar. Se debe integrar a los clientes en los procesos de la empresa.

Cada empleado de una gran empresa maneja una serie de contactos que pueden ser muy beneficiosos para algún otro compañero en determinado momento o en un proyecto en concreto. Hasta ahora, el intercambio de esos contactos era muy complicado o muy rudimentario, por lo que, en muchas ocasiones, un contacto valioso podría pasar desapercibido. Poco a poco, las empresas van incorporando sistemas informáticos de gestión que ponen a disposición de toda la empresa una red social de contactos, permitiendo a cada empleado seleccionar aquel contacto que mejor se adapte al trabajo que está llevando a cabo. El aprovechamiento de la red de contactos termina por repercutir positivamente en la gestión de los proyectos y de los clientes, influyendo, de igual modo, en la cuenta de resultados.

Está demostrada la utilidad de estos sistemas, pero cuanto más se extiende su uso, surgen nuevos problemas, como el de la privacidad. Así, la información de contacto privados nunca es revelada. El usuario tiene un control total sobre la privacidad y la seguridad de su sistema, pudiéndolo adaptar a la cultura de cada empresa. Asimismo, las configuraciones de privacidad pueden ser elegidas para que puedan cumplir las leyes de cada país o región.